Barcelona ultima la reapertura de la estación de bomberos más antigua de España


bomberslleida

lavanguardia.com

Los bomberos de Barcelona están cada vez más de cerca de estrenar nueva casa. La antigua estación de bomberos de la calle Lleida, en el PobleSec, que tiene el honor de ser la más antigua de España, ultima su reapertura como museo y centro de prevención de incendios. El Ayuntamiento prevé inaugurar este otoño el espacio que ya fue anunciado cuando Xavier Trias era alcalde de Barcelona y ha ido retrasándose su puesta marcha. Las obras de reforma ya están acabadas, falta el mobiliario y acabar de “concretar” el proyecto museístico que todavía está “en construcción”, según informan fuentes municipales.

“No es solo un museo. Es un parque de la prevención, es un concepto novedoso, será el primer centro de estas características en España. No solo se dirigirá a escuelas sino también a empresas y gremios promoviendo la prevención y el conocimiento actualizando los materiales y las nuevas ordenanzas”, explica Salvador Ferran, bombero de 60 años a la puertas de su jubilación y miembro de la Plataforma per a la Defensa del PatromoniHistoric dels Bombers.

Esta reivindicación del cuerpo viene de lejos desde que se derribara la antigua estación de bomberos de Provença, en el Eixample, en el 2010. Su puesta en marcha cada vez está más cerca. Uno de los últimos movimientos ha sido la publicación de la licitación para adjudicar el contrato de los servicios de gestión técnica del espacio, de información y atención al visitante y pedagógico. El presupuesto básico de la licitación asciende a 239.386 euros (sin IVA) y un valor estimado del contrato de 478.772 (sin IVA).

Piezas históricas

El edificio se ha rehabilitado de forma integral y se ha puesto en valor sus elementos más característicos, como el patio de útiles y la torre de prácticas. En su interior, se ha llevado a cabo una nueva distribución con cuatro plantas con cerca de 1.500 metros cuadrados construidos.

Uno de los espacios más emblemáticos será el museo de bomberos. Será muy visual, distribuido en cinco islas, y pondrá en valor el patrimonio histórico del cuerpo y su vinculación con la ciudad durante estos más de 180 años. Así, habrá una colección de una treintena de piezas históricas del cuerpo, desde equipos de protección, botellas de aire, racores antiguos de mangueras hasta vehículos. Uno de los primeros que se expondrán será la mítica Genoveva, uno de los primeros vehículos tanque de los años 20.

imatbomb2

También habrá una zona de divulgación con hemeroteca y mediateca con acceso a los fondos documentales y fotográficos del cuerpo. “Nos da mucha autoestima poner en valor nuestro patrimonio y estamos orgullosos de forma parte de la ciudad, hacer un retorno a los ciudadanos salvando muchas vidas en materia de prevención”, explica el portavoz de la Plataforma per a la Defensa del Patromoni Historic dels Bombers.

Ponerse en la piel de un bombero

Otra de las novedades es que se crearán elementos inmersivos y se permitirá al visitante ponerse en la piel de los bomberos y experimentar las sensaciones en caso de emergencias como las de incendios.

Uno de los pilares de este nuevo espacio será la formación, dirigidas tanto a escolares como empresas. El centro contará con dos aulas para hacer sesiones informativas, cursos o simposios sobre seguridad y prevención, además de promover la investigación y la divulgación en este ámbito.

El centro, que pasará a formar parte de la futura red de espacios culturales de Montjuïc, también dispondrá de una planta altillo como sede social para la Associació Cultural i Esportiva del cos de Bombers de Barcelona (ACE) y el Cau del Jubilat (CAU).

Visitas guiadas y atraer el público turista

El horario está previsto que sea de 365 días al año, de lunes a viernes de 10:00 a 14:00 horas, sábados de 10:00 a 15:00 horas/16:00 a 20:00 horas, y domingo de 10:00 horas a 15:00 horas. Según consta en la licitación, la empresa adjudicataria tendrá que promover visitas guiadas al recinto y centro de interpretación, así como impulsar talleres de público familiar o general, especialmente dirigidos al público infantil el fin de semana o festivo. Además tendrá que organizar visitas guiadas y talleres pedagógicos para escolares y programar jornadas profesionales.

imatbombers1

La empresa adjudicataria también tendrá que presentar un programa de actividades anual, incluida la programación de exposiciones temporales, dirigida “de forma prioritaria al público local” para incentivar el conocimiento de las medidas de prevención y autoprotección. Otro de los objetivos es definir y desarrollar una “propuesta para atraer visitantes turistas” al nuevo espacio. En concreto, los espacios sujetos a cesión temporal son el espacio de exposición de la planta baja (117 metros cuadrados), salas de formación en la planta superior (53+37 metros cuadrados), con posibilidad de convertirlas en un única sala, y espacio de divulgación en la planta 1 (87 metros cuadrados).

 

Este centro se complementará con la aula de la prevención del parque de la Vall d’Hebron, donde descansa la colección histórica de los bomberos con más de 1.000 piezas, y las aulas de formación de la Zona Franca, un espacio en el que se puede “poner en práctica el conocimiento con demostraciones de extinción de incendios, rescates y excarcelaciones”, detalla Salvador Ferran.

Una parque de bomberos con distintas vidas

El antiguo parque de bomberos del Poble Sec, en la calle Lleida, número 30, se construyó en 1929 para la Exposición Internacional. Diseñada por el arquitecto Emilio Gutiérrez, la obra fue ejecutada por Vicens Piulachs con un presupuesto inicial de 351.000 pesetas y un coste total de 404.097 pesetas. Funcionó como parque hasta el 2000 y entonces quedó vacía.

En el 2003 se utilizó como sede organizativa para los Juegos Olímpicos de Policías y Bomberos y en el 2005 fue cedida de manera provisional a la Policía Nacional para oficinas y dependencias. El Ayuntamiento la recuperó en el 2013 y uno de los puntos controvertidos fue la ampliación de la escuela Jacint Verdaguer. Por problemas de espacio estaba previsto que el colegio se ampliara utilizando el antiguo parque de bomberos, pero la situación se resolvió después de que la Fira de Barcelona haya cedido unos espacios para uso escolar.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *